CHE ESCRITOR 6.

Che escritor 6

  -¿¡Otra historia!?-.

  -¡Esta te va a encantar! –Che había vuelto a la carga y había empezado a escribir de nuevo- El protagonista es un trovador.-.

  -Una pregunta, ¿de qué edad son los trovadores?-.

  -De la que quieran, ¿no? ¡Como si quieren tener 364!-.

  -Me refiero a la edad clásica, moderna, media…-.

  -¡Ah! Pues mi trovador es muy moderno, así que moderna. El trovador se compra un móvil para poder llamar a su madrastra porque ella estaba en una grave partida de cartas. Se había apostado con sus amigas forasteras a los reyes del país.-.

  -Una campesina no puede apostar a los reyes, y menos comprarse un móvil.-.

  -¡Hoy están a la orden del día! Si no tienes móvil no eres nada.-.

  -Tú no tienes móvil.-.

  -Problema que pienso resolver en navidad. Bueno, pues el trovador tiene problemas con el móvil porque no le gusta ese color, así que busca al vendedor, pero ya se había ido de excursión con las monjas, así que decide arreglarlo él y lo ensucia con carbón para que parezca negro, pero de tanto usarlo se tizna él también y lo detienen por llegar en patera, pero como los reyes no quieren gastarse dinero en devolver al trovador a su país deciden ahorcarlo al amanecer.-.

  -¿Y no se les ha ocurrido pegarle un manguerazo?-.

  -Pues… no. Al encerrarle, el trovador se enfada, así que, de la rabia, le paga una patada a la pared de su calabozo y crea un terremoto que destruye el castillo.-.

  -No quieras que me crea que el hombre ha creado un terremoto… sería natural.-.

  -De natural nada. No sabes la de cosas que hace la rabia.-.

  -Desde que te tragaras el mando de la tele ya no sé de lo qué se es capaz.-.

  -Entonces llegan los policías y le dan la enhorabuena al trovador. ¡Eh! No digas nada Charly, que ya te veo venir. Te lo explico: La madrastra del trovador perdió por dos tantos con sus amigas, así que éstas habían ganado a los reyes, pero es que también los reyes eran unos asesinos a sueldo. Querían matar al trovador porque se lo habían mandado los reyes de Japón.-.

  -¿Y cómo conocían los reyes de Japón a un pobre trovador? ¡Ni siquiera se les llama reyes a los mandamases Japoneses! Creo que son emperadores.-.

  -Después de que se llevaran a los reyes se necesitaban unos nuevos, así que la madrastra y trovador se hicieron reyes, pero la madrastra le echó al trovador del castillo porque era negro.-.

  -Desde luego… Cada vez te faltan más tornillos. ¿Cómo podían estar en el castillo al momento si lo había destruido el trovador?-.

  -Charly, las obras de ahora no son como las de antes… En un par de minutos estaba todo hecho.-.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s