¿Cuántas veces a la semana hay que entrenar?

Esta es otra pregunta típica de quienes quieren empezar a adiestrar a sus mascotas, y realmente es trivial.

Cada perro es diferente. Lo importante es hacer ejercicio juntos y pasarlo bien aprendiendo. No te pongas ese tipo de metas. Los objetivos a alcanzar varían en cada sesión, ya lo verás, y no hay por qué anclar cada entreno a un número de veces periódica. Por lo menos para el perro. Nosotros somos los que tenemos horarios. Hagamos algo que nos resulte cómodo.

La raza tampoco es determinante para esto. Seguro que has mirado la típica lista de “Las diez razas más inteligentes del mundo”. No vamos a buscar el nivel de inteligencia de nuestro perro. Poco a poco te darás cuenta de que habrá ejercicios tremendamente fáciles para él y otros que se le atascarán en la mollera. Es normal. No todos somos buenos en todo. Compara dar la patita con la croqueta. Uno es matemáticas y el otro inglés. A todos no se nos dan bien las dos cosas al mismo tiempo, y si es así tienes todo mi respeto.

Así que cualquier raza puede entrar en este juego, incluso cualquier especie. Gatos, conejos, hurones… lo realmente importante es…EL MOTIVADOR.

Pero esto será para la próxima.

Edad ideal para empezar

Como ya comentamos en el apartado anterior, lo importante es que el perro y tú os lo paséis bien aprendiendo cosas el uno del otro, porque no solo aprenderá él. Conocerás mejor a tu amigo.

Como precisamente nos vamos a enfocar a pasar un rato agradable juntos, la edad no es determinante. A casi todos los perros les gusta aprender cosas nuevas, y a todos les viene bien mantener el cerebro en forma.

Si tu perro es mayor, tal vez le cueste más asimilar nuevos conceptos, pero los cachorritos no lo tienen más fácil, porque no son capaces de mantener la concentración durante mucho tiempo. Si tienes en cuenta este aspecto básico, no te frustrarás.

Eso sí, nos tenemos que asegurar de que el perro está sano. Eso es fundamental.

No me refiero al nivel de agilidad. Eso lo iremos viendo conforme hagamos ejercicios y sabremos hasta qué punto puede hacerlos. Me refiero a que, por ejemplo, si nuestro perro tiene dolores de espalda, es muy posible que no quiera sentarse o que lo intente, pero con dolor. Es lo último que queremos hacerle. Si no puede sentarse por problemas de espalda le enseñaremos otra cosa, como chocar la pata.

En el caso de perros muy mayores o cachorros, los ejercicios deben ser suaves. Unos, porque están desarrollándose, y otros, porque sus cuerpos empiezan a tener limitaciones.

En el caso de los adultos, iremos subiendo el nivel poco a poco, para que no les resulte aburrido o agotador.

Lo importante no es el ejercicio en sí, sino hacer algo juntos, y da igual la edad.

ESTRENO: Educación y adiestramiento.

Hola, soy Tania Can.

He estudiado todo lo que he podido sobre perros, desde salud hasta comportamiento, y esta sección será para escribir sobre todas esas cosas al por menor, para que resulte sencillo.

Espero que estos artículos te resulten interesantes y entretenidos, al igual que a tu perro.

Antes que nada solo quiero que se tenga en cuenta que el adiestramiento del que vamos a hablar es adiestramiento lúdico, una forma de crear un vínculo mucho más bonito y fuerte con los perros. El adiestramiento debe ser enfocado como un juego para que tú y tu perro os lo paséis bien. Por supuesto tendrá fines prácticos. Es agradable que el perro nos haga caso cuando lo necesitamos con la llamada, con quedarse quieto… pero me enfocaré sobre todo en la diversión. En que os lo paséis bien.

Por supuesto, habrá momentos en los que no sabrás cómo seguir. Tu perro tampoco. Habrá ciertos ejercicios que no sabréis cómo afrontarlos u os quedaréis atascados (un ejemplo ideal es al enseñarle a un perro de raza pequeña a tumbarse. Es difícil.).

En estos casos lo mejor es dejar el adiestramiento para otro momento o cambiar de ejercicio antes de que os frustréis. El perro necesita una gran cantidad de concentración. Es un trabajo para él, así que hagamos que sea fácil para él. ¡Tiene que pasárselo bien!

También comentaré otro tipo de dudas, como qué alimentos pueden ser dañinos para los perros o curiosidades sobre el idioma canino, y si tienes otro tipo de dudas, para eso están los comentarios!

Si te gusta esta iniciativa, apoya el post, comparte y dale a like. ¡Ayuda un montón!